Carta por brecha de Kinesiologos en HSJD

Estimados asociados y colegiados:

En un hospital de alta complejidad como es el Hospital San Juan de Dios, el manejo multidisciplinario de los pacientes es fundamental para lograr óptimos resultados y evitar desenlaces adversos. La pasada campaña de invierno del año 2017, una vez más, puso de manifiesto el grave déficit de terapeutas respiratorios necesarios para el manejo de pacientes con patología respiratoria aguda y crónica, así como de aquellos con requerimientos más complejos, como son los portadores de traqueostomías o usuarios de ventilación mecánica no invasiva.

Pero no solo esto fue evidente, también fue notorio cómo una mayor dotación de kinesiólogos y fonoaudiólogos mejora el funcionamiento global de las unidades al optimizar la rehabilitación de todos los pacientes que requieran de este tipo de asistencia. Dentro de este contexto, el rol de terapeutas ocupacionales debe ser reconocido puesto que también son parte importante de este equipo encargado de sacar adelante a este frágil grupo de pacientes.

En la actualidad, sin los recursos extraordinarios aportados por la campaña de invierno, volvemos a evidenciar las graves falencias en el campo de rehabilitación y la terapia ventilatoria que existen en nuestro hospital. Esto conlleva una menor capacidad resolutiva para pacientes con necesidades más complejas y un aumento de la estadía hospitalaria en los servicios de menor complejidad.

Esta realidad afecta significativamente el flujo de pacientes desde las unidades de paciente crítico, las cuales por ejemplo, no pueden egresar a sala pacientes con ventilación mecánica no invasiva o alto requerimiento de kinesioterapia al no poder asegurar una atención segura; así como también el servicio de urgencias colapsa constantemente al no poder ingresar nuevos pacientes a las distintas unidades mencionadas. Mientras más autovalencia recupera un paciente, más rápida es su reinserción en su hogar (con su familia o institución). lo que es un perjuicio evidente a la calidad de la atención que le brindamos a nuestros pacientes y sus familias (un paciente rehabilitado se reinserta mejor en su hogar al alta, incluso cuando se institucionaliza).

En el mes de noviembre del 2017, la Dra. Catherine Peña, jefa de la unidad de Medicina Física y Rehabilitación, generó un informe exponiendo algunas de las brechas de profesionales kinesiólogos, terapeutas ocupacionales y fonoaudiólogos que existen, y lo presentó al Dr. José Antonio Salinas, subdirector médico del Hospital San Juan De Dios. Además, desde el servicio de Medicina se ha manifestado la necesidad de un kinesiólogo de cuarto turno para asistir a los pacientes en horario inhábil, situación expuesta a la dirección del hospital en la pasada campaña de invierno a través de una carta dirigida a la Dra. Margarita Samamé.

Vemos con preocupación como hasta ahora no ha habido una propuesta concreta para solucionar esta situación, somos el primer hospital que hace frente a la epidemia de influenza y aun no se han destinado los recursos para solventar la brecha de kinesiólogos respiratorios, así como tampoco los recursos económicos y de recursos humanos que corresponde por campaña de invierno.

Es por esto que tanto el capítulo médico y ASOMED, nos declaramos en estado de alerta frente a esta situación a la espera de una respuesta de la autoridades.

Capítulo Médico Hospital San Juan De Dios
ASOMED Hospital San Juan De Dios

 

Deja un comentario